|     

   

 



 


 


 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 
 
 
PROYECTO OCÉANOS BAJA CALIFORNIA
 

Tratamiento para Tortugas petroleada.

 Ante una tortuga petroleada se debe actuar de la siguiente manera:
 

Limpiar de forma prioritaria las zonas de la cara, en especial la boca y aberturas nasales.  Procurar que en las aberturas nasales, el intento de limpieza no produzca la introducción y taponamiento por los restos de "piche". Usar algo que traslade mecánicamente, hacia afuera, los restos. Puede servir el limpiador de un cortauñas o similar. Evitar objetos cortantes. Una vez desalojado de la nariz lo más bruto, limpiar las aberturas con un bastoncillo de oídos o similar.
La boca la limpiamos por fuera con servilletas de papel o paño humedecido en aceite. Por dentro es conveniente que alguien ayude a mantenerla abierta con un trozo de tubo de goma. Conviene raspar hacia afuera lo más bruto, por ejemplo con el mango de una cuchara cubierto por un trozo de tela o paño. No introducir aceite en la boca ni mucho menos dejar que ingiera aceite pues agrava el problema de la toxicidad. Si el animal ha tragado cantidades considerables de este contaminante puede ocurrir una auténtica impactación esofágica o a otro nivel del tubo digestivo lo que impedirá la alimentación y la eliminación del petróleo. Si no se detecta esta circunstancia probablemente el animal muera. Por ello es conveniente sondar el animal y detectar la presencia de masas de petróleo.
Los ojos se limpian con mucho cuidado con bastoncillos en los párpados. Por lo general, las lágrimas muy mucosas de las tortugas no dejan que se encostre  el piche en los ojos.
El resto del cuerpo, incluido aletas, cuello, caparazón, etc., lo limpiamos con papel o paños, bien empapados en aceite vegetal, haciendo una labor de arrastre del alquitrán. Con un poco de paciencia y tras mucho pringue (se recomienda usar delantales de plástico desechables y guantes de látex) el animal queda casi limpio. Entonces se le da un baño con agua templada y jabón neutro (por ejemplo Fayri antigrasa).
     Nunca meter una tortuga petroleada en una caja cerrada para su transporte, sobre todo largas distancias o por mucho tiempo. Los gases emanados por determinados residuos provocan toxicidad. Siempre es mejor limpiar cuanto antes.
     Es más que probable que la tortuga petroleada haya ingerido cantidades de ese residuo. Por ello se recomienda:
 

Administrar polvo de carbón activo (se vende en las farmacias con el nombre de Ultra-adsorv cápsulas) como absorbente de los tóxicos y Kaolín, como protector intestinal.
Antes de liberarla, mantener la tortuga en tanque de agua salada hasta que empiece a comer con normalidad y también se produzca la defecación del alquitrán ingerido. En ocasiones hemos detectado que animales petroleados y descontaminados externamente en buenas condiciones, presentan problemas de flotación. Esto es originado por el meteorismo y la disbiosis intestinal producida por los restos de petróleo. Estos casos han remitido espontáneamente días más tarde si bien en algunas pocas ocasiones los animales han muerto intoxicados.
Por todo ello, tras la inicial limpieza, los animales debieran ser remitidos al centro especializado.

Algunos consejos si nos encontramos a alguna tortuga en apuros.

 
DESHIDRATACIÓN, SOL Y CALOR Humedecer y proporcionar sombra, evitando aumentos excesivos de temperatura 
PETRÓLEO Se limpia al animal con aceite vegetal, principalmente, ojos, boca y nariz. 
PLÁSTICOS Intentar eliminar la obstrucción de la boca, con cuidado de que no se rompa, para no dejar trozos que sigan causando problemas. 
REDES Liberarlo de las redes , situar la cabeza por debajo del resto del cuerpo para eliminar el agua que haya podido tragar. Si tiene alguna cuerda o hilo de nylon produciendo estrangulamiento, cortar con cuidado para aliviar la presión, y el dolor. Siempre se deben evitar los traslados pero si es imprescindible, es importante abordarlo por un lateral y tomarlos por el caparazón en las zonas próximas a la cabeza y cola. Para inmovilizarlo se coloca boca arriba sobre un flotador o un montón de arena. 
 
 
   
 

 

 

 

 

 

 

 

 




 

© 2008   Manatee Key   Baja California  Norte  México   -Todos los derechos reservados-